Que Hacer con los Desechos Electrónicos

– Cuando vaya a comprar un aparato electrónico, busque las mejores opciones, es decir, los de mayor calidad y los que aseguren un periodo mayor de duración en sus materiales.

– No cambie de equipo si no es necesario.

– En caso de tener que reemplazarlo, busque a alguien que pueda aprovecharlo.

– Piense en la alternativa de reciclar sus aparatos. Reciclar implica reaprovechar las piezas para elaborar nuevos productos.

– Para el caso de los celulares, lo ideal es que al momento de adquirir un equipo nuevo, el cliente devuelva el equipo usado a la compañía de telecomunicaciones. Este formato de reciclaje, llamado “take back”, permite concentrar en puntos específicos los equipos usados y en consecuencia, generar un volumen que es económicamente rentable de reciclar. De hecho, según las cifras que se manejan, el 80% del reciclaje de celulares se destina a la re-venta del equipo.

– Evalúe las ventajas de comprar un celular reciclado o refaccionado, éstos son, en promedio, un 50% más baratos que uno nuevo.

– Piénselo dos veces antes de arrojar a la basura un PC en desuso. Existen fundaciones, que reciben computadores dados de baja. Después de reacondicionarlos, los donan a sectores de escasos recursos.

– Otra alternativa viable es llevar los aparatos electrónicos a empresas que se dedican a reciclarlos y a darles nueva vida.

¿Con quién se identifica?

Tecnófilo Temeroso: Este tipo de consumidor tiene una actitud positiva hacia la tecnología, pero se siente temerosos porque creen no poder convivir con ella. Pasa mucho tiempo antes de renovar su PC.

Tecnólico: Son adictos a la tecnología. Tienen teléfonos celulares, Palm Pilot, el último celular y poseen un computador de última generación en la casa y en la oficina. Compra cualquier aparato nuevo que aparezca y desechan el anterior.

Tecnófobo: Muestra un definitivo rechazo a todo lo que es tecnología. No usa celular y se siente amenazado por la tecnología. Consume sólo la tecnología que necesita.

Anuncios