ECOparque

El Refugio de Fauna Silvestre “Ciénaga de Los Olivitos” tiene su Ecoparque: Los Flamencos de Helímenes Perozo

Flamencos-de-Helimenes-Perozo-02El ECOparque “Los Flamencos de Helímenes Perozo” tiene la responsabilidad dentro del Refugio de Fauna Silvestre “Ciénaga de Los Olivitos” de proteger las 6 mil hectáreas de bosques de manglar rojo y negro que están presentes en este importante ecosistema.

“Los Olivitos”, en acuerdo entre el Gobierno Regional y el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente fue incorporado en el 2014 como un nuevo destino turístico de acceso supervisado para todo público e integrado al Sistema de Ecoparques del Estado Zulia.

Ahora en un trabajo en conjunto con el ECOparque “Los Flamencos de Helímenes Perozo”, habra una mayor vigilancia, control y educación ambiental en esas aulas abiertas naturales que significan esos majestuosos y centenarios manglares.

Helímenes Perozo, trabajador del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, quien en vida fue un modelaje por su abnegación, carisma y defensa de los flamencos, fue la inspiración para crear y colocarle su nombre al Ecoparque.

Perozo, un ambientalista que nació el 15 de julio de 1948 en la población de Ancón de Iturre, Municipio Miranda, Estado Zulia, en el seno de una familia de pescadores, faena que desempeñó de forma artesanal desde pequeño y fue su principal modo de vida hasta el año 1992, cuando se incorpora al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, ejerciendo la función de Guardafauna del Refugio de Fauna Silvestre y Reserva de Pesca Ciénaga de los Olivitos.

Allí perfeccionó los conocimientos adquiridos durante todos los años que estuvo en contacto directo con la naturaleza, a través del permanente monitoreo y estudio de aves, reptiles, mamíferos y especies de la flora.

Flamencos-de-Helimenes-Perozo-03Durante más de 12 años realizó censos de flamencos y aves asociadas a los humedales, hecho que influyó para que fuera enviado en representación de Venezuela a las Antillas Neerlandesas específicamente a la Isla Bonaire, en el año 2002, al Cuarto Taller Internacional “Conservación del Flamenco del Sur del Caribe”. Años más tarde, en el 2008, viajó a Cuba para compartir experiencias en programas de anidamiento y monitoreo de aves.

Asistió como ponente a diversos congresos, foros y conferencias en varios estados del país, visitó casi todas las escuela del Municipio Miranda promoviendo la educación ambiental mediante charlas y talleres a estudiantes y docentes, dirigió visitas guiadas a la ciénaga durante 18 años en compañía de estudiantes, instituciones privadas e incluso turistas extranjeros.

Creó un programa para la liberación de caimanes de la costa y un zoocriadero para los mismos, motivó la rehabilitación del puesto de guardería y vigilancia de la ciénaga, impulsó la creación de miradores para el avistamiento de aves dentro del refugio y fundó junto con el Especialista Lermith Torres el Movimiento Ambientalista No Gubernamental La Educación “MANGLE”.

Fallece el 16 de Noviembre de 2010 en su pueblo natal a los 62 años de edad, dejando la obra de toda la vida a disposición de las nuevas generaciones.