Al Gore

Albert Arnold Gore, Jr. o Al Gore (1948) es un político y ecologista estadounidense. Fue el cuadragésimo quinto Vicepresidente de los Estados Unidos bajo la presidencia de Bill Clinton y candidato a la presidencia del país en el 2000, cuando perdió las elecciones presidenciales frente a George Walker Bush. En 2007 fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz, por su contribución a la reflexión y acción mundial contra el cambio climático, y con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

En 2006 protagonizó el documental ganador del Oscar: “Una Verdad Incómoda”; éste trata del cambio climático, del que responsabiliza a las personas, sus gobiernos e industrias que lo generan, e insta a emprender un camino de búsqueda de energías limpias para evitar la destrucción del planeta.

En su carrera de activista como ambientalista, se pueden distinguir dos etapas bien marcadas por el énfasis puesto en distintos aspectos de su credo. Posteriormente, después de perder la elección presidencial frente a George W. Bush, cambió el eje de su discurso hacia el anuncio del “calentamiento global”, o más recientemente, el “cambio climático”, fenómenos que según su doctrina serían consecuencia de la actividad industrial que produce emisión de CO2 a la atmósfera. Con esto, su letanía actual es del tipo: “No hay algo más urgente en la actualidad que controlar las emisiones de CO2 a la atmósfera”, a lo que incluso atribuye calidad de “imperativo moral”. En 2005 fundó una cadena de televisión, Current TV. En verano de 2006, lanzó un documental “An Inconvenient Truth” (Una verdad Incómoda), acerca del calentamiento global. El documental ganó dos premios Oscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood en la categoría de mejor documental, durante el mes de marzo de 2007.

Gore ha recorrido el mundo en una apretada agenda de difusión y divulgación acerca del tema del calentamiento global, del cual se ha hecho partícipe y célebre exponente. En Chile, dictó una charla en el contexto del Calentamiento Global en el seminario organizado por la ONG Oikoschile, con fecha 11 de mayo de 2007.

Ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2007.

Recibió el Premio Nobel de la Paz en el 2007 junto al Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU por sus esfuerzos para construir y diseminar un mayor conocimiento sobre el cambio climático causado por el hombre estadounidense y poner las bases para la toma de las medidas que sean necesarias para contrarrestar ese cambio.

Documental “Una verdad incomoda” por Al Gore

Una Verdad Incómoda, dirigida por Davis Guggenheim, le ha permitido a Al Gore entrar en el mundo del cine documental de una manera extraordinaria, única y sencilla. Este maravilloso documental nos habla del calentamiento global de una manera tan amena e imprevisible que hace que Gore -el candidato rival a Bush en las elecciones estadounidenses de hace varios años- se convierta en este tío listo del que nombraba al principio.

Esta verdad incómoda que nos plantean es un hecho real, que ocurre constantemente en nuestro mundo y que, evidentemente, se ha de solucionar. Uno cuando oye calentamiento global y le proponen una solución humana se queda tranquilo, en estado normal. Otra cosa es que le propongan saber o entender que el calentamiento global, por mucha solución humana que pueda tener, lo provocamos nosotros. Sí, nosotros, los humanos. Así es como Al Gore nos tiene pegados al asiento, con esta simple frase (y planteamiento de soluciones posibles posterior, por supuesto): el calentamiento global lo producimos nosotros. Claro que si a uno le interesa un comino la ecología, el medio ambiente y todo esto tampoco le interesará Una Verdad Incómoda. La película de Guggenheim pretende informarnos a todos de este terrible hecho, pero también sabe Guggenheim que no a todos nos interesará, así que aquí el público decide.

No sólo lo más interesante de este documental es darnos cuenta de que estos drásticos sucesos que continuamente estamos presenciando –como el Katrina, consumos exagerados de energía- los provocamos nosotros, sino también es ver de la manera cómo avanza este mensaje: precisa, entretenidísima e interesantísima.

En este conmovedor documental, muestra a Al Gore como un hombre divertido, abierto y dispuesto a todo para hacer llegar a la mayor cantidad de gente posible la sorprendente verdad acerca de lo que él llama “la emergencia planetaria” antes de que sea demasiado tarde. El documental, además de exponer claramente los hechos y de hacer algunas predicciones, cuenta la historia personal de Al Gore, desde el universitario idealista que empezó a preocuparse por la crisis medioambiental a escala mundial, pasando por el joven senador que debió enfrentarse a una terrible tragedia familiar, hasta el hombre que casi llegó a presidente pero que regresó a su primera pasión, el medioambiente, convencido de que aún se podía hacer algo. Usando el ingenio, la inteligencia y la esperanza, demuestra que el calentamiento global ya no puede verse como un tema político, sino como el mayor reto moral al que se enfrenta nuestra civilización.