Bob Hunter

Periodista y Activista Ambiental Canadiense

“La ecología va a ser la mayor revolución de la historia.
Va a cambiarlo todo.
No se trata sólo de limpiar ríos,
va a cambiar la ciencia, la política y la filosofía”
Bob Hunter

Bob Hunter, canadiense, uno de los fundadores de la organización ecologista Greenpeace y su primer presidente, fue uno de los 11 ecologistas que en 1971 partieron de Vancouver en una pequeña embarcación hacia la isla de Amchitka, frente a Alaska, para protestar contra las pruebas nucleares que las autoridades estadounidenses realizaban en el lugar. El barco nunca llegó a su destino, pero aquella iniciativa de los 11 activistas generó suficiente atención pública e internacional como para lograr, cinco meses después, que la administración de Richard Nixon anunciase el cese de sus pruebas nucleares en las islas Aleutianas.

El viaje supuso el nacimiento de la organización ecologista Greenpeace y en 1973 Hunter fue nombrado el primer presidente de la organización, puesto que ocupó hasta 1977. En 1979 funda Greenpeace Internacional. Hoy, Greenpeace está presente en 40 países, con más de 2.5 millones de miembros en todo el mundo. Bob dejó su empleo en Greenpeace en 1981, cuando decidió buscar otros espacios para continuar cambiando las mentes.

Hunter fue también el autor del nombre “The Rainbow Warriors” (Los Guerreros del Arco Iris) nombre que reciben los activistas de la organización y con el que fue bautizado su buque insignia y que es un concepto prestado de la mitología de los indios, quienes creen que un día las razas del mundo se unirán como un guerrero arco iris para defender la Tierra. El Barco Rainbow Warriors fue hundido por agentes secretos franceses en Nueva Zelanda, donde se encontraba protestando contra los ensayos nucleares galos en la zona del Pacífico Sur, atentado que aumentó considerablemente la fama de la organización.

Bob contribuyó a desarrollar la creatividad, la inteligencia y los medios por los cuales se conoce a Greenpeace, así como a infundir su pasión por el ambiente. Él adoptó la expresión “Bomba Mental” (Mind Bomb) para describir los efectos de las protestas de Greenpeace.

Hunter hizo campaña con Greenpeace para salvar las ballenas, proteger las focas y detener los ensayos nucleares.

Se especializó en el periodismo ambiental y escribió varios libros, al tiempo que se mantuvo involucrado con Greenpeace.

En 1988, Hunter se dedicó de lleno a sus labores como autor, periodista y, en su última etapa, como presentador de un programa matutino de televisión en la emisora de Toronto, CityTV, como experto en asuntos ecológicos.

Fue nombrado por la revista Time como uno de los 10 héroes ecologistas del Siglo XX por sus campañas contra la armas nucleares así como la caza de ballenas y focas. En 1999 fue diagnosticado un cáncer de próstata. Fallece el 3 de Mayo de 2005, a los 63 años de edad, en un hospital de Toronto. En la actualidad Greenpeace está presente en cuarenta países.