Huertas Solares: Energía Solar Fotovoltaica

Se denomina Energía Solar Fotovoltaica a una forma de obtención de energía eléctrica a través de paneles fotovoltaicos.

Los paneles, módulos o colectores fotovoltaicos están formados por dispositivos semiconductores tipo diodo que, al recibir radiación solar, se excitan y provocan saltos electrónicos, generando una pequeña diferencia de potencial en sus extremos.

El acoplamiento en serie de varios de estos fotodiodos permite la obtención de voltajes mayores en configuraciones muy sencillas y aptas para alimentar pequeños dispositivos electrónicos.

La Energía Solar Fotovoltaica consiste en la conversión directa de la luz solar en electricidad mediante un dispositivo electrónico denominado célula solar. La conversión de la energía de la luz solar en energía eléctrica es un fenómeno físico conocido como efecto fotovoltaico.

La Energía Solar es captada en los paneles fotovoltaicos generando energía eléctrica (efecto fotovoltaico) en forma de corriente continua. Existen dos tipos de instalaciones fotovoltaicas dependiendo del uso final que se le dé a la electricidad producida:

* Instalaciones Aisladas: En donde la electricidad es empleada para el autoconsumo de viviendas unifamiliares o explotaciones agrícolas y ganaderas en las que, por su ubicación, el abastecimiento eléctrico de la red implica una gran dificultad y un elevado coste económico.

* Instalaciones Conectadas a Red: En donde la energía es transformada en corriente alterna mediante un equipo denominado inversor, y vertida a la red eléctrica de distribución nacional, obteniéndose así, además de beneficios ambientales, beneficios económicos mediante su venta a las compañías eléctricas.

¿Cómo Funciona una Instalación Solar Fotovoltaica Conectada a Red?

Las instalaciones solares fotovoltaicas conectadas a red constan de varios elementos que, independientemente de la potencia, instalada presentan siempre el mismo funcionamiento:

a) Paneles Solares Fotovoltaicos: compuestos por materiales semiconductores que captan los fotones de la luz solar y los transforman en una corriente continua de electrones, o lo que es lo mismo, en electricidad. Existen dos tipos de estructuras sobre las que se disponen los paneles: fijas y móviles.

Las fijas siempre orientadas al sur para un mejor aprovechamiento del sol. Las estructuras móviles, también denominadas seguidores solares, son más complejas ya que van siguiendo al sol consiguiendo más de un 35% de productividad que el obtenido por el sistema fijo.

b) Inversor o Convertidor: que convierte la corriente continua en alterna para poder ser vertida a la red y posteriormente consumida por todos.

c) Contador: antes de poner en funcionamiento una instalación fotovoltaica es necesario que la compañía eléctrica conceda un punto de conexión en la que verter la electricidad a la red.

Dado que en una planta solar fotovoltaica puede estar compuesta por varias instalaciones independientes, es necesario que cada una de ellas disponga de un contador que recoja su producción y así contabilizar la venta de electricidad a la compañía eléctrica.

¿Qué es una Huerta Solar?

El concepto de Huerta Solar surge como una nueva y segura forma de inversión que permite a distintos inversores tener en un mismo terreno o parcela, sus instalaciones fotovoltaicas, reduciendo de este modo los costes de mantenimiento, infraestructura y vigilancia.

¿Por Qué son Rentables las Huertas Solares?

El objetivo principal de las Huertas Solares es la producción de energía eléctrica para ser inyectada y vendida al sistema eléctrico nacional, consiguiendo así un aumento progresivo del porcentaje de energía limpia consumida.

Fundación Azul Ambientalistas

Anuncios