De muralistas conservacionistas a periodistas ambientales

01A mediados de la década de los ochenta, nos declaramos ambientalistas, e iniciamos un concepto muralista conservacionista en las distintas y sobrias paredes de la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, Venezuela. Se acordaron los iconos a incorporar donde el criterio fue uno solo, darle a cada pared un sentido limpio y estético, introduciendo figuras del follaje y fauna propia de la región.

Hasta ese entonces las paredes de la ciudad solo eran provistas de desfasadas propagandas de viejas campañas electorales. Mantuvimos una tenaz defensa por cada espacio conquistado y muchos enfrentamientos con los partidos políticos que en tiempos de campañas pretendieron infructuosamente atropellarnos con sus cazadores o “ensuciadores” de paredes.

Un poco mas de 400 murales fueron los registrados en los primeros 10 años, y siempre con Antulio Rondón, hoy periodista, como primer diagramador o como formador de nuevos muralistas.

02
En los sucesivos años, buscamos despertar conciencia ciudadana ambiental, desarrollando solitarias iniciativas periodísticas sobre tópicos ambientalistas, ecológicos y conservacionistas. Por mucho tiempo mantuvimos páginas completas en diarios locales, o simplemente colaboramos aportando a los medios receptivos nuestros escritos.

Pasamos luego, a la acción de las denuncia, porque todo nos parecía demasiado “light”, para las inmensas contingencias ecológicas o ambientales que vivíamos. La deshonrosa ruta del carbón que atravesaba la ciudad de punta a punta, dejando polvorines de carbón, alergias y todo tipo de enfermedades respiratorias, a cada paso que daban sus funerarios camiones.

04

Las descontroladas emanaciones de gases contaminantes del Complejo Petroquímico El Tablazo, piquiñas, conjuntivitis, asmas, niños con atrofias, y docenas de muertes extrañas que se registraron como “hechos normales de ciudad”. Amen, el polvoriento cemento que desde San Francisco, envenenaba a los lugareños.

Y por supuesto, la gran víctima, de nuestra gran flojera nacional, de nuestra incapacidad de ser productivos, de buscar otras fuentes de desarrollo, nuestro Lago de Maracaibo. Este 25 de julio, por cierto, cumplió 87 años ininterrumpidos de envenenamiento por petróleo. Jorge Perozo, Elio Ríos y Beatriz Nava fueron parte de esos valientes héroes anónimos.

06

El testigo ahora lo lleva una tercera generación en Azul Ambientalistas, han pasado 26 años, y los únicos que no han envejecido son los mismos problemas que desde hace mas de dos décadas nos siguen agobiando.

07

El reto ahora es informar, a como dé lugar y en tiempo real, dar la notica, dar las alertas. Montados sobre la gran autopista de la información, el ciberespacio, con sus redes sociales. Hoy nos seguimos sintiendo útiles, ahora desde el Canal Azul 24, desde Blue Channel 24, desde el Facebook con “Azul Ambientalistas”, haciendo periodismo ambiental, defendiendo la nueva bandera de la humanidad que iniciamos ya casi 27 años atrás.

Lenin Cardozo | Fundación Azul Ambientalistas

Anuncios